4. Yesca o Apoplejia Parasitaria – Plagas y Enfermedades de la Vid.

Yesca Vid.         La yesca es una enfermedad parasitaria producida por hongos (Stereum hirsutum Per. y Phellinus igniarius Fr.) que penetran en la madera a través de heridas importantes producidas en la poda.
        Cuando las temperaturas se elevan con rapidez, los tejidos afectados no pueden compensar la intensa evapotranspiración y la parte de la vegetación afectada se marchita bruscamente (desequilibrio hídrico). Esta forma rápida se produce sobre todo en los terrenos arcillosos, profundos y frescos, mientras que la forma lenta se da en los suelos silícios o calizos.

Síntomas y Daños que produce la Yesca:

        Los síntomas son comunes a los que producen otras enfermedades que afectan a la circulación de la savia. Puede manifestarse de forma rápida o lenta.
  • Forma lenta: es mas frecuente y puede afectar a la vegetación de uno o mas brazos de cepas generalmente aisladas. Los síntomas suelen iniciarse en plena floración o ya en pleno verano y consisten en la aparición de decoloraciones internerviales, y en los bordes de las hojas, amarillentas en las variedades blancas, que confluyen y van secándose en el centro. Las hojas terminan por caer y los racimos pierden peso y pueden secarse.
  • Forma Rápida o apopléjica: suele ocurrir en los climas mas secos y en pleno verano. La vegetación de una cepa vigorosa empieza a tomar una coloración verde-grisácea y acaba secándose, parcial o totalmente en muy pocos días.
Sobre los brazos y troncos: cortando el tronco se puede ver en el centro madera amarilla,  rodeada por una zona de madera oscura y un anillo de madera sana.

Los síntomas descritos se traducen en daños que van desde la pérdida de peso y azúcares en la cosecha, hasta la muerte de uno o varios brazos, o de la cepa entera.

Estrategia y Medios de control.

Precauciones en la poda: para el control de la yesca se recomienda:
  • Desinfección de las herramientas de poda.
  • Podar en último lugar las cepas afectadas.
Métodos de control químicos: En la actualidad está prohibido su uso, pero siempre se ha controlado esta enfermedad con el arsénico sódico.